“Ventajas” y desventajas de saltarse la dieta

Durante este mes que he estado offline hubo un día en el que me fui de cena con mis amigos. Era una ocasión especial por motivos que no vienen al cuento y decidí saltarme por una noche la dieta que estoy llevando. Debo reconocer que soy un amante de la gastronomía y me encanta comer los típicos platos de aquí. Podéis pensar que, al haber cenado lo que realmente me gusta, estaría muy contento. Pues bien, no fue así.

Desventajas de saltarse la dieta

Si bien es cierto que, durante la cena, disfruté como un enano, los momentos posteriores me dí cuenta de que en realidad, no estaba disfrutando la comida.

Para empezar (como siempre me pasa cuando como mucho) pasé mala noche y tuve que tomar algún antiácido para mi estómago. Todo por culpa de las cantidades desmesuradas que pedimos en el restaurante y la multitud de platos típicos de tapeo.

Al día siguiente, me sentía hinchado como una pelota. Fui a hacer deporte al gimnasio (un poquito de pesas) y noté que no podía levantar los mismos kilos a los que estaba acostumbrado.

Quizás penséis que estoy exagerando, pero os puedo asegurar que es así. Cuando llevas mucho tiempo a dieta y un día te pasas demasiado comiendo, lo notas. Yo no se cómo reaccionaréis vosotras, pero a mi me pasa eso.

Y lo peor de todo, tuve que hacer 3 días más de dieta para volver a estar en el peso en el que estaba justo antes de la cena. 3 días más de “sufrimiento” por, a lo sumo, 2 horas de “placer” momentáneo.

Entonces, ¿qué hago?

Lo tengo bien claro: no voy a rechazar una cena con los amigos, y menos si es alguna celebración especial. Pero ahora bien, voy a controlar todo lo que como y voy a controlar, sobre todo, las cantidades que consuma. Si me ponen ensaladilla quizás la pruebe, pero no voy a comerme medio plato yo solo. Si me ponen magro con tomate por supuesto que lo probaré, pero no acompañaré cada bocado con un trozo monstruoso de pan.

Estos momentos especiales que pasas con tus amigos son realmente valiosos, pero no nos debe servir de excusa para ponerse tibio a comer y después pasar unos días malos. Cenas con las amistades (y darse algún caprichito) SI, cenas mostruosas sin ningún tipo de límite NO ;)

Si te ha gustado este artículo o si tienes alguna duda puedes dejar un comentario. También puedes compartir esta información en tu cuenta de Twitter, Facebook o Google +1.

¿Quieres más? Aquí unos cuantos enlaces relevantes

  1. ¿Por qué masticar bien los alimentos?
  2. ¿A qué me refiero con la constancia a la hora de adelgazar?
  3. Dormir bien es necesario para adelgazar
  4. Cuida el mas mínimo detalle en tu dieta
  5. ¿Quieres adelgazar? Simplemente, controla las cantidades
  6. Son los fritos tan malos como pensamos?
  7. Experimentos conmigo mismo: retención de líquidos.
  8. Nos fiamos del IMC para bajar peso?
  9. ¡Mándame tu consulta!
  10. Hay gente que, aún estando en su peso, está gorda
Esta entrada fue publicada en Artículos para bajar de peso. Guarda el enlace permanente.

¿No encuentras la información? Utiliza el siguiente cuadro de búsqueda


7 respuestas a “Ventajas” y desventajas de saltarse la dieta

  1. lorena dijo:

    es verdad, yo la paso fatal cuando me salto la dieta, y me suelto una retahila de improperios, precisamente porque me siento mal, y los siguientes dias es dieta a rajatabla… pero me da coraje, no poder contenerme en ese momento, por eso me preocupo cuando vienen los fines de semana,saludos, y q bueno q regresaste=)

  2. eDNa dijo:

    ufff… si es verdad, generalmente uno cuando sale a comer no es un caprochito, uno se agarra deborando lo q le pasa enfrente y lo malo esq luego despues d tiempo a estar en dieta uno se siente mal.. pesado…

    pero pues vamos aprendiendo… saludos

  3. ukoegin dijo:

    Pegarte un capricho de vez en cuando es, incluso positivo, al menos psicológicamente.
    Es truco, como dices, es hacerlo de forma moderada. Una larga dieta necesita pequeños “homenajes” para su consecución. Opino que una dieta es un método agresivo y limitado, que puede funcionar un tiempo, por lo que hay que tender a adquirir un hábito de alimentación equilibrada y moderada. Los excesos puntuales tiene cabida en nuestros nuevos hábitos con la ventaja de que no deseamos dejar la dieta, ya que es llevadero. La costumbre se convierte es nuestra mejor aliada. Es para siempre y no nos supone esfuerzo. Evidentemente si lo que queremos en bajar, tendremos que hacer ejercicio, que podemos adoptarlo también como rutina. Pero eso es otra historia

  4. miqui salobreña duero dijo:

    A mi me pasa algo parecido, cuando me meto un plataco después no puedo dormir y encima noto como que sudo más de lo que sudo cuando hago bien mi dieta (digo yo que será una sensación más que una realidad). Pero sin duda lo peor de todo son los gases, casi siempre me dan unos gases horribles que huelen fatal (sobre todo si como grasaza en plan cochifrito) y sé que no es una sensación por que mi mujer también los sufre.

    Por otra parte si como fuerte a medio día, no es tan exagerado, es como si mi estómago lo tolerase mejor.

    Por último, lo peor de lo peor son las pizzas de encargo, cada vez que me junto con los colegas y se piden pizzas (sobre todo barbacoa) me echo a temblar por que sé que me va a costar reprimirme y que si no lo hago luego lo pago pero bien (y mi mujer también).

    Si el comentario es un poco explícito, lo siento, pero la verdad es que no me viene mal desahogarme.

    Gracias.

  5. Bea dijo:

    Hola a todos,

    entiendo lo que se comenta de los gases, yo cuando como mas de la cuenta, o alimentos que no entran habitualmente en mi dieta, me ocurre lo mismo, unas digestiones pesadisimas y unos gases horribles, debe ser que a nuestro estomago le cuesta mucho mas que antes digerir ciertos alimentos.
    Miguel, a ver si tu nos das un consejillo para los gases.. ;-) que seguro que por ahí tienes algo en la manga.
    Gracias

  6. Miguel dijo:

    Pues la verdad es que no tengo ningún remedio porque no soy muy gaseoso que digamos :D Solo te aconsejo que hay que “liberar a los presos”, tu me entiendes :D :D :D
    Miqui, ahora cuando coma pizza barbacoa no voy a poder evitar acordarme de ti :( Tendré que pedirmela a la carbonara o algo así a ver si no tiene esos “efectos secundarios” ;)

  7. catyta dijo:

    a mi me pasa para todas las celebraciones. consumo mucho mas de lo que normalmente como pero al otro dia como poco y santo remedio, sigo mi dieta normalmente. ademas bailo 2 horas ese dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>