Balón intragástrico

Quiero contaros la experiencia que pasó un amigo al que le colocarón un balón intragástrico para perder los kilos que le sobraban.

Antes de nada, os pongo en antecedentes: Varón de 50 y muchos, con un sobrepeso desmesurado y que necesita bajar de peso por salud (hipertensión, principio de diabetes, etc). Hablé un poco por encima de ello un día en un post sobre remedios alternativos para adelgazar.

Había probado todo tipo de dietas, pero sin resultados a medio/largo plazo (por falta de voluntad más que nada), así que se decidió por probar la vía más “fácil”: acudir a un médico y ponerse un balón intragástrico.

Antes de la operación

Antes de la operación ya sabéis qué pasa: nervios, pensamientos de si te harán daño, dudas con respecto al tratamiento que tendrás que seguir luego, dudas con respecto a si te sentará bien …

Total, que antes de ponerse el balón, perdió unos cuantos kilos por puro nerviosismo, aunque esto es una anécdota.

Después de la operación

Cuando le pusieron el balón, estuvo unos días con malestar general, y todo lo que comía lo vomitaba. Afortunadamente el médico le recetó unas pastillas que le ayudaron a pasar los primeros días, pues por lo que se ve es muy normal sentirse mal al principio.

Una vez estabilizado, con cualquier cosita que comía se sentía saciado. Se comía un filetito y un yogur y no podía más. Era gracioso verle, pues acostumbrados que estábamos a que se comiese hasta la pata de la mesa, el hecho de tomarse un caldito desgrasado y ver que no podía seguir resultaba almenos curioso.

Pasó el tiempo (creo que fueron unos 6 meses) y perdió bastante peso (sobre los 30 kilos). Aún así, al terminar el tratamiento se le veía muy cambiado, pero aún le sobraba algún kilillo. De todas maneras, el cambio había sido espectacular y mereció la pena el dinero gastado en colocarse el balón intragástrico. Su salud había mejorado y se le veía más joven.

La importancia de llevar una reeducación paralela

Pero, ¿qué paso cuando le quitaron el balón intragástrico? Pues que, poco a poco, volvió a sus horribles costumbres pasadas y empezó a comer tan mal como solía hacerlo.

Empezó a coger kilos poco a poco, a descuidarse y a comer todo lo que no había comido en esos 6 meses. El resultado fué un dineral perdido y mucho esfuerzo tirado al retrete.

Al cabo de un año, había engordado de nuevo esos 30 kilos, y para mi que había engordado todavía un poco más. Fué una auténtica lástima, y por lo que sé, no es la primera persona a la que le pasa algo así.

Nunca me he planteado el ponerme un balón intragástrico pues me dá bastante grima pensar que llevo una pelota en el estómago (sí, son cosas mías), pero desde luego que, si hay algún amigo o familiar que tenga en mente ponérselo, le daría el consejo de que tiene que aprender a comer durante el tratamiento, pues la vuelta a los malos vicios del pasado traen consecuencias como las de mi amigo.

No sé si algún lector tiene alguna experiencia con los balones intragástricos, pero si es así os agradecería que lo contáseis en los comentarios para que podamos hacernos una idea en primera persona :)

Si te ha gustado este artículo o si tienes alguna duda puedes dejar un comentario. También puedes compartir esta información en tu cuenta de Twitter, Facebook o Google +1.

¿Quieres más? Aquí unos cuantos enlaces relevantes

  1. Remedios alternativos para adelgazar
  2. ¿Es la acupuntura un remedio para adelgazar?
  3. Gente enferma que hace locuras por bajar de peso (Actualizado)
  4. Acude a un médico de reputación para adelgazar
  5. Más trucos para adelgazar: cómo enfrentarse a los atracones de comida
  6. Cómo las pequeñas decisiones pueden cambiar tu vida
  7. Todo sobre el colesterol
  8. ¿Salud o estética?
  9. Me repito: bebe agua si quieres perder peso
  10. ¿Pasas ahora más frio?
Esta entrada fue publicada en Medicina y salud al adelgazar. Guarda el enlace permanente.

¿No encuentras la información? Utiliza el siguiente cuadro de búsqueda


7 respuestas a Balón intragástrico

  1. Demóstenes dijo:

    Está claro que este tipo de cosas ayudan a adelgazar, pero para mantenernos… no nos queda más remedio que reeducar nuestros hábitos alimenticios!

  2. Víctor dijo:

    Hola Miguel:

    Se que no lo comento en el Post indicado, pero quería asegurarme que lees el comentario porque tengo una cuestión que me interesa mucho que me respondas:

    Es referente a las pesas, hablas mucho sobre las pesas pero en ninguno de tus entradas has publicado una rutina de pesas que seguir en el gimnasio, si fueras tan amable podrías publicar una rutina para las personas que estamos bastante perdidas con esto?

    Un saludo y gracias!

  3. Miguel dijo:

    Eso mismo pienso yo Demóstenes :)
    Víctor, apunto la idea de diseñar una rutina acorde para el gimnasio. A ver si la publico esta semana ;)

  4. Balón Intragástrico dijo:

    Hola,hace una semana que lo llevo y ahora estoy mucho mejor,los primeros dias son los peores por los vómitos y te sientes fatal,pero luego tu estomago se acostumbra y con poco que comas tienes suficiente. Podeis preguntarme como evoluciona la cosa. Saludos.

  5. mirta dijo:

    Hola
    quisiera saber como sigues luego de la operacion ya que estoy a un paso de ponerme el balon en mi estomago que tanto te perjudica los primeros dias porque ademas de la operacion del balon debo hacerme una por una hernia y ya que voy a hacer fuerza para vomitar no quiero que se me vuelva a hacer otra hernia espero tu respuestas saludos mirta

  6. Eire dijo:

    Hola, he llegado aquí… pues como todos supongo. Buscando dietas. He estado leyendo tus post y me han gustado. Cierto es que yo soy vegetariana, la gente se sorprende mucho que siendo vegetariana puedas estar gorda pero es así. En fin hace año y medio me puse el balón, yo perdí 7 kilos antes de ponermelo entre nervios y la dieta restrictiva que te hacen hacer para tener el estomago limpito. Luego pase malos dias con dolores y vomitos y el resto del tiempo pues segui sintiendo molestias.

    Yo no lo recomendaria ademas de volver a ganar todo lo perdido y algunos mas he acabado con problemas de estomago de forma cronica es un dineral que por otro lado no es algo que no puedas hacer tu ya que a fin de cuentas esa sensacion de plenitud que sientes se va quitando y a todos nos ha pasado alguna vez que aunque nos sentimos llenos esto es lo mismo.

    En mi caso el tema de la obesidad esta generado y agravado por quistes ovaricos por lo qeu aun haciendo ejercicio y dieta no consigo bajar ni medio kilo en dos semanas.

    Muy bueno tu blog. Me ire apuntando consejos, aunque adaptandolo a mi forma de vida!

  7. Nicole dijo:

    Hola, quiero compartir mi experiencia con uds. Llevo 15 días con el balón y he bajado 4 kilos. Lo que podría haber bajado yo misma siguiendo la dieta adecuada y sin haber gastado el dinero que me costo. Estoy en etapa de papillas con una ansiedad terrible, he comida tortas, pizzas, de todo y no siento saciedad… Cuando supuestamente con un vaso de agua deberías sentirte llena, pues a mi no me pasa, he llegado a pensar hasta que no tengo ningún balón. Ya que me siento igual que antes y sin saciedad. Creo qe la clave está en la cabeza de cada uno y de hacer el cambio de hábitos, pero para eso no es necesario gastar en el balón.. Ya q por lo menos para mi, no me ha surgido efecto. He bajado esos 4 kilos solo por esfuerzo mio de matarme de hambre comiendo caldos y papillas, pero ya no aguanto más.
    Me gustaría saber si a alguien le ha pasado lo mismo
    Gracias
    Nicole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>