Cómo las pequeñas decisiones pueden cambiar tu vida

Corría el verano del año 1990. Por esos tiempos yo tendría unos 11 o 12 años. Como el lógico, tenía mis amigos con los que jugaba a las chapas, a la peonza, iba en bicicleta, a la piscina …

Un día estaba sentado en la parada del autobús, esperándolo para ir “al Centro”. Pasó por delante de mi un amigo junto con otro chaval que conocía de vista y me dijo “Miguel, ¿nos acompañas? Es que hemos comprado una cosa …”

Por aquel entonces, un crío como yo no tenía obligaciones alguna, y me hubiese dado lo mismo irme con ellos o seguir esperando el bus. Como tenía curiosidad, le pregunté qué es lo que habían comprado que iban tan ilusionados y contentos. Se pararon delante de mi y sacaron una cosa pequeñita, del tamaño de un dado, envuelto en papel albal.

Yo no tenía ni idea de lo que era eso, así que lo pregunté. “Es costo” me dijeron y yo pensé “¿Costo? Pero si eso es lo de los porros!”. La verdad es que me asusté un poco (llamadme flojo). Me dijeron que lo habían comprado y que se iban a fumarlo. Yo les dije que no, que había quedado “en el Centro” y que tenía que irme. La cosa quedó ahí, y casi se puede decir que fue de las últimas veces que vi a mi amigo (empezó a cambiar de amistades).

Pasaron los años y perdí totalmente el contacto con él (como de muchos de mis amigos de mi infancia). Hace un par de años, vi a un familiar suyo y, lógicamente, pregunté por él y por su familia. Lo último que sabía es que había estado ingresado en una clínica de desintoxicación, y que había estado en la cárcel por robar en casas. No pude evitar acordarme de aquellos momentos en que los pasamos tan bien jugando al fútbol en el parque, haciendo el bestia en la piscina y esperando a que llegase el fin de semana para poder vernos un par de dias.

¿Qué hubiese pasado si ese día hubiese dicho que si? No lo sé, pero lo que tengo claro es que fue una buena decisión, y fue una decisión que tomé con 11 años, cuando tu ego está sometido intensamente a lo que piense de tí el grupo. Si se pueden tomar decisiones así con 11 años, ¿qué nos impide tomar decisiones más complicadas cuando tenemos 30?

Si te ha gustado este artículo o si tienes alguna duda puedes dejar un comentario. También puedes compartir esta información en tu cuenta de Twitter, Facebook o Google +1.

¿Quieres más? Aquí unos cuantos enlaces relevantes

  1. Ahora que tengo 5 minutos …
  2. Solución para el sudor de axilas: el Perspirex
  3. Experiencias con el ardor de estómago: mis soluciones
  4. Reductil: experiencias con pastillas para adelgazar
  5. Creando tu propio grupo en foro-adelgazar.com
  6. Por fin de vuelta!
  7. Un buen foro: ForoAtletismo.com
  8. Consultas
  9. ¿Te duele la garganta? Quizás el problema esté en tu dieta
  10. ¡Mándame tu consulta!
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

¿No encuentras la información? Utiliza el siguiente cuadro de búsqueda


4 respuestas a Cómo las pequeñas decisiones pueden cambiar tu vida

  1. maryop dijo:

    historia triste no miguel?
    y es q es desde pequeños cuando elegimos los caminos que mas o menos nos convienen,
    es en esas edades cuando comenzamos la vida que queremos llevar
    sin saber las consecuencias del futuro…
    igual tambien forma parte la educacion que te han dado tus padres….

    me alegro de que tan pekeño supiste elegir el mejor camino!!

    un besoo

  2. Autumn Shade dijo:

    Terrible, gracias Dios supiste tomar el camino correcto.

  3. Miguel dijo:

    Pues si, una historia muy triste pero verídica. Ojalá pudiese volver a tener 8 años y pasar un verano como los que pasaba antes e intentar llevar al chaval este por el camino correcto :S

  4. anonimo dijo:

    nose, una historia que para muchos(por no decir todos) emos pasado alguna vez.
    yo dije que si al costo, y el año k viene voy a la universidad, no estoy enganchado para nada, eso es dependiendo de la persona.
    alomejor, tu miguel, ubieras fumado un porrito te ubieses reido y hoy estarias aciendo lo mismo que haces ahora.
    repito, eso es depende la persona, te enganchas o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>