La sal y nuestros mayores

Ayer, Luneta me envió un correo haciéndome una pregunta que, si bien no trata de adelgazar, es un tema que nos puede interesar a todos.

Me decía que sus dos abuelos, siempre que les ponía la comida decían que no sabia a nada y los dos se echaban muchísima cantidad de sal. A pesar de que ella insistía en que mientras cocinaba ya había echado sal, ellos seguían opinando diciendo que estaba soso.

Tenemos que tener en cuenta que cuando nos hacemos mayores empezamos a perder progresivamente nuestros sentidos. Así, normalmente las personas mayores se empiezan a quedar sordas, comienzan a padecer problemas con la vista, etc. El gusto, como un sentido más, no se iba a librar de ir debilitándose poco a poco. La solución veremos que es muy fácil.

Aunque nosotros apreciemos el sabor de las cosas, es posible que ese sabor no sea suficiente como para que ellos lo noten. Al añadir sal, consiguen notar algo de sabor.

Es sabido que la gente mayor no debe abusar de la sal, sobre todo por problemas de hipertensión… ¿Qué podemos hacer para solucionarlo? Pues ya que ellos necesitan sabores fuertes, se los vamos a dar. Si tenemos que añadir queso en una comida, añadiremos uno de sabor muy fuerte, como un queso azul por ejemplo. Además de la cantidad “normal” de sal, podemos añadir hierbas aromáticas, pimienta molida, curry, etc.

De esta forma conseguiremos que perciban algo de sabor, disfruten de la comida y nosotros nos quedaremos tranquilos sabiendo que no están abusando del salero. Como todo, tenemos que tener medida, no vayamos a quitarnos el problema de la sal y producir problemas gástricos por abuso de productos picantes, como la pimienta.

Y por último, recordaros que podéis enviarme vuestras consultas, como ha hecho nuestra amiga Luneta, a miguel (arroba) adelgazamos (punto) com

Si te ha gustado este artículo o si tienes alguna duda puedes dejar un comentario. También puedes compartir esta información en tu cuenta de Twitter, Facebook o Google +1.

¿Quieres más? Aquí unos cuantos enlaces relevantes

  1. Se puede ir al Mac Donalds aun estando a dieta
  2. Psicología para bajar peso: todo está en la mente
  3. La peor combinación de alimentos que puedas comer
  4. Bajar de peso y la edad: cada vez nos cuesta más perder peso … y nos es más fácil engordar
  5. ¿Es bueno comer chicle para quitar el hambre?
  6. La dieta ABS (explicada un poquito mejor)
  7. Llevar dieta en Navidad
  8. A veces, el secreto para adelgazar consiste en no llevar una dieta
  9. Ejercicios para hacer en casa: Piernas
  10. Dieta Heller: una dieta para los adictos a los hidratos de carbono
Esta entrada fue publicada en Foro-adelgazar.com, General, Psicología, Salud. Guarda el enlace permanente.

¿No encuentras la información? Utiliza el siguiente cuadro de búsqueda


7 respuestas a La sal y nuestros mayores

  1. Hola!
    Me ha gustado mucho tu blog.
    Me premites linkearte al mío?

    Saludos,
    *`·.¸Lady Lempicka¸.·´*

  2. Miguel dijo:

    Hola Lady Lempicka,

    me alegra mucho de que te haya gustado mi blog. Eres libre de linkarme ;)

    Un saludo!

  3. apple dijo:

    por fin luego de años he comprendido esta gran verdad acerca de sal y que no tan solo las personas mayores abusan sino tambien nosotros…yo la he ido bajando progresivamente en las comidas y mi mama hace mucho casi la suprimio de su dieta. Y su tension bajo mucho.
    Como siempre un buen post.
    salu2

  4. errante dijo:

    Un truquillo que me dieron a mí, no especialmente para sustituir la sal sino para dar más sabor en general…

    Dorar un poco de ajo picado (se le podrá añadir lo que le guste a cada uno, me imagino que perejil, un pizca de cebolla o así, yo que sé) y aprovecharlo para darle sabor a los platos más aburridos. Si le hemos echamos mucho aceite, pasamos de él y nos quedamos sólo con lo que hemos dorado para darle saborcillo, y realmente no estamos metiendo calorías a lo tonto.

  5. Miguel dijo:

    Me alegro de que te haya gustado el post apple. Tu madre la habrá conseguido eliminar porque supongo que se habrá acostumbrado poco a poco. Creo que tendríamos que acostumbrarnos todos a comer las cosas más dulces.

    Muy bueno el truco errante. El ajo también dará mucho sabor. Probaré a poner ajo, perejil y cebolla, como comentas, en las pechugas de pollo a la plancha, que a veces me quedan muy sosas y secas.

  6. alm dijo:

    Si las pechugas te quedan secas es pq las haces demasiado.
    Lo de que los platos nos saben sosos yo creo que es cuestión de estar acostumbrados. Yo conozco gente que se echa sal a las comidas antes de probarlas; yo en cambio las prefiero sosas pq me he acostumbrado, además de que me gusta notar el verdadero sabor de los alimentos -sobre todo en las verduras- y no comerlo todo con sabor a sal.

  7. MaFe dijo:

    MUY INTERESANTE DE TODO LO K HABLAN PERO ES K EN SIERTOS CASOS SIENTO K ESTO NO ESTA BIEN PERO NO ME SIENTO BN SIENDO GORADA ME SIENTO FEA Y ME DEPRIMO MUY FACIL PERO ALGO ES SEGURO K JUNTA LO PODEMOS LOGRAR , EL PROBLEMAS SON LOS MAYORES K KOMIENSAN A SOTECHAR Y HAY CAIGO Y PS ES MAS COMPLICADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>